jueves, marzo 23, 2006

Leiv motiv: conocer y difundir




"Giuseppe Impastato también fue periodista, o pretendía serlo; su denuncia continua de los desmanes de la mafia en todo Palermo le costó la vida, lo que no impide que haya quedado como un símbolo de la búsqueda de la verdad y de denuncia del silencio oficial sobre algunas cosas. Su casa estaba a cien pasos de la casa del mafioso local, Gaetano Baladamenti.

Por pequeño que sea un blog -o bitácora, como decía un profesor mío- y por compleja que sea la realidad, alguien que se define 'ignorante pero curioso' tiene que aspirar a poder explicarla, a aprender de ella o al menos a capacitarse para enfrentarse a ella. Si además de eso es capaz de presentar sus propios conocimientos y experiencias ante los demás, estamos hablando de algo valioso.
Hace tiempo ya que mi interés se centró en conocer más sobre la mafia siciliana, o Cosa Nostra. ¿Existe todavía? ¿Ha sido un mito difundido gracias a muchas películas y novelas? ¿Es algo exclusivo de Sicilia, de Italia? ¿Existen comportamientos de este aparato delictivo que tienen correspondencia en España? Después de mucha documentación y de poder conocer mínimamente un esquema general de su funcionamiento, aunque, como todos, alejado de poder comprender en su totalidad un fenómeno tan complejo.
Pero, acercándonos a nuestra realidad, lo que más me ha sorprendido es que en Italia se llama 'forma mafiosa de enriquecerse' a cosas que aquí están muy al día: sobornos a políticos, concesiones, subcontratas de la Administración...
Abordaremos en este blog noticias que vayan saliendo en relación a esta organización criminal, con lo que ya adelanto que está muy viva, quizá más que nunca. Seguro que estás noticias nos dan paso a ver muchos paralelismos entre las formas de hacer dinero en Sicilia y las formas de hacer dinero en el resto del mundo. Sorprenderá, como me sorprendo yo cada día, viendo las decenas de informaciones que aparecen en la prensa regional e italiana, que no es un fenómeno aislado, extinguido o alejado de nosotros.
La bitácora se completará con un fotolog donde podamos ir poniendo fotografías de interés, aunque aquí pogamos alguna también.

4 comentarios:

profesor dijo...

Se tratará, pues, de una bitácora muy especializada. Imagino que ya partes de un bagaje previo del tema, tal y como dices. Lo importante es que el lector sepa realmente qué pretendes con tu blog. Un saludo y animo,
Prof.

Mateo dijo...

Joder macho como te lo has currao y encima de todo el primer comentario del profesor, ale suerte en tu cruzada con los mafiosos, que en Murcia hay unos cuantos y se hacen llamar consejeros de urbanismo y demás.

Anónimo dijo...

annual
La Mafia siciliana no es un fenómeno delincuencial común, sino político-sociológico que tiene una expresión externa delictiva. Ebn realidad es una actitud de rebeldía e insumisión contyra el poder político "legal". Un decirle al Estado: "Tu no me pones las reglas; yo pongo las reglas y no me someto a las que tu dictas". Es una escuela de vida, vida dura, pero es la real. Entiendo a los hombres de honor y a los piccioti y moralmente los apoyo.

Turi dijo...

Cosa Nostra no tiene ningún problema con ningún Estado, mientras sus cuentas corrientes vayan a más. Es su única regla, controlar un territorio que le reporta inmensos beneficios a costa del ttrabajo de mucha gente que a la vez ve cómo su isla sigue anclada en´relaciones sociales propias de la Edad Media. El clientelismo y la extorsión no son formas de combatir un Estado. Son sólo modos de conseguir tener lo que se quiere para conseguir más poder y más dinero. Moralmente la mafia no tiene nada de envidiable. Nunca ha tenido reglas, y quienes quieren ver en la mafia un aura de honor y ética es que no conocen la Historia. Cualquier acto es lícito si el fin a conseguir es bueno. Cualquier cosa, traición o deslealtad, si así se consigue más poder y dinero. Esa es la única norma que yo conozco después de estudiar la historia de organizaciones criminales como Cosa Nostra, la camorra, y otras. No veo ninguna conducta entre estos mal llamados hombres de honor que merezca la pena copiar. No creo que aporten nada, al contrario, y viendo Sicilia o Nápoles se puede observar muy bien cuáles son las causas del subdesarrollo. Un amigo siciliano me contó cómo a su hermana le rondaba un chico que a él no le hacía gracia. 'Afortunadamente', él conocía a gente en el barrio. Al chico, que no había hecho nada malo, le partieron las dos piernas. Si a tí te parece algo defendible, entiendo que dihgas que apoyas moralmente a estos hijos de mala madre. Yo me quedo con la ética de quienes han combatido esta cultura de violencia y muerte. Quienes la han cpombatido aun sabiendose derrotados antes de empezar. Y espero que, como decía Falcone, estos criminales tengan un último día. Porque es una tierra que conozco y que quiero con pasión. Porque sé cómo se ha hecho la historia de sus gentes, y puedo señalar a los culpables.