martes, octubre 03, 2006

¿Comienza la guerra?


Los medios españoles no recogieron la pasada semana una noticia que en Sicilia ha encendido las alarmas: Don Lino Spatola, padrino del boss Salvatore Lo Piccolo, desaparecía a mediados de septiembre. No es que haya huído, pues han sido sus familiares los que han denunciado la desaparición ante la policía, que no duda de que se trate de un caso de 'lupara bianca' (hacer desaparecer el cuerpo sin que no se sepa nada más). Desde Sicilia se señala que podría ser el primer episodio de guerra entre las familias lideradas por el apresado Antonio Rotolo y el huido Salvatore Lo Piccolo, ambos opuestos en la tarea de liderar Cosa Nostra tras la captura de Provenzano. La Repubblica daba así esta noticia: ..."Parece claro ahora lo que se temía después del arresto del capo dei capi de Cosa Nostra, Bernardo Provenzano. Ha comenzado una nueva guerra de mafia, dicen investigadores y magistrados. La 'lupara bianca' del jefe histórico de la familia de San Lorenzo, Lino Spatola, es la primera inquietante señal. Pero no la única. Antes de la desaparición de Spatola, 'padrino' del boss huido Salvatore Lo Piccolo, que con el otro huido trapanese Matteo Messina Denaro es candidato a la sucesión de provenzano, otras señales daban la certeza a los investigadores de que antes o después en Palermo y otras provincias sicilianas las manos habrían llegado a las manos mafiosas.
La primera señal después de la captura de Provenzano fue la decisión de algunos familiares de Lo Piccolo de alejarse de Palermo. otros mafiosos habían seguido el mismo camino, y otros todavía contrarios al frente de Lo Piccolo han desaparecido de Palermo tras la detención de Rotolo en el pasado mes de junio, temerosos de ser masacrados por Lo Piccolo. Las conversaciones interceptadas al propio Rotolo desvelaron que el boss planeaba eliminar a Salvatore y Sandro Lo Piccolo, padre e hijo. Entre los capos que habrían dado respaldo a la eliminación estaba Lino Spatola, anciano padrino de Lo Piccolo, y capo de San Lorenzo, que traicionaba así a su 'protegido'. Por el otro frente, Lo Piccolo tenía la bendición de mafiosos siculo-americanos, algunos de los cuales han vuelto a Palermo en los últimos meses.
Las conversaciones de Rotolo, Spatola y otros capos que habían decidido eliminar a los Lo Piccolo acabaron en periódicos y medios de comunicación, por lo que Lo Piccolo ha podido saber que su viejo padrino lo había traicionado. Lo PIccolo ha maniobrado organizando la trama para hacer desaparecer de la circulación al anciano Spatola, que sali´´o hace unos meses de la cárcel. hace seis días, Lino dijo a su hermana que debía salir para encontrar a unas personas. Su desaparición ya ha sid0o catalogada como 'lupara bianca', "signo inequívoco de que la paz impuesta por Provenzano ha acabado, y los nuevos capos están ajustando sus cuentas"...
(Francesco Viviano, La Repubblica, 23 de septiembre de 2006)