jueves, agosto 24, 2006

Mitos y leyendas (I)

Muchas cosas se han escrito sobre los orígenes de la criminalidad organizada, y no es propósito de este blog llegar más allá de donde ha llegado gente seria y competente en este caso. No obstante no cuesta tanto encontrarse -y más en Internet- con sitios donde se ofrecen teorías que parecen sacadas o bien de la fantasía, o bien del populismo más soñador.Muchas leyendas parecen repetirse, o algunos tópicos, se usan repetidamente para explicar sucesos en distintas épocas.Pero sí se quiere uno aproximar a los orígenes de la criminalidad organizada debe buscar hechos y razones, no suponer más de lo necesario, que en el caso del rigor histórico es bien poco. El mejor ejemplo es el interés obsesivo de algunos por explicar cuándo aparece esta criminalidad organizada buscando el origen de la palabra mafia.´Si se quiere buscar el origen de lo que muchos años después se conoció vulgarmente por Mafia hay que pensar en cuándo la criminalidad, un fenómeno común en toda tierra y pueblo, pasó a ser organizada. Bandas de delincuentes han existido en todas partes, sobre todo en el siglo que vio nacer a la Honorable Sociedad, el XIX.
Documentadamente se puede hablar de una criminalidad organizada, con sus normas y ritos más o menos establecidos hacia finales de la década de 1860, recien inaugurado el Estado Italiano. Es entonces cuando se documentan las primeras denuncias sobre grupos organizados que dominaban el cultivo de los cítricos en los alrededores de Palermo, al igual que en otros puntos de la isla, como las minas de azufre de Agrigento y el interior. ¿Cabe pensar que esos grupos existieran antes como un todo organizado? Es bastante dudoso, puesto que no tiene sentido que existieran y no haya ninguna denuncia. Hay que creer que si en 1864 se denunciaban casos de extorsión, no hay razones para que no se denunciaran en 1850, por ejemplo. ¿Era esa sociedad secreta de entonces parecida a la de hoy en día? Los mitos venden una mafia antigua buena, que administraba la jsuticia y la riqueza frente a un estado invasor o no que gobernaba bajo casi una tiranía. Muy poco que ver con la realidad. Por supuesto Sicilia ha sido hasta no hace tanto una isla condenada al olvido institucional, yes una de las razones por las que pervive un sistema de clientelismo parecido al feudal. Aunque no exclusivo de regímenes atrasados, si miramos a nuestras 'democracias'.
El caos es que desde los primeros testimonios tenemos una 'mafia' que emplea los mismos métodos para sobrevivir, enriquecerse y aplicar justicia: el robo, el secuestro, la extorsión, el terror, la imposición del silencio... Decía un mafioso arrepentido que desde su iniciación en Cosa Nostra no había pasado un solo día en que temiera por su vida. La desconfianza hacia cada persona que te rodea se hace más grande cada vez. Ese es el reino de estos tipos, y no hay ninguna prueba que argumentar en contra. Los delitos, los robos y los asesinatos se han sucedido en la isla, fuese quien fuese el que aplicara la 'justicia'. Que el estado no fuera garantista a la hora de reparar un agravio no significa que el estado mafioso lo hiciera.
Seguiremos hablando de mitos por romper.