viernes, abril 07, 2006

La muerte de un periodista 36 años después





En Italia se celebra el juicio por el asesinato del periodista Mauro de Mauro a manos de Cosa Nostra, en septiembre de 1970. Siguendo el procedimiento habitual por aquel entonces, la lupara blanca, a De mauro lo metieron en un coche y nuca más se supo de él; seguramente acabó disuleto en ácido sulfúrico, como tantos otros, posiblemente en los almacenes que Filippo Marchese tenía en el barrio palermitano de Brancaccio.
De Mauro era periodista en uno de los diarios de Sicilia, y su muerte está ligada a sus conocimientos sobre los preparativos del Golpe Borghese, una suerte de golpe de Estado italiano liderado por Junio Valerio Borghese y preparado desde la extrema derecha con la ayuda de las familias mafiosas. Ante el fracaso del golpe, Borghese se refugió en España.
La muerte de De Mauro se juzga ahora con otro de los corleoneses como único acusado, Totó Riina. Este, junto con Luciano Liggio y el hoy capo Bernardo Provenzano, representaban entonces el ala más extrema de la mafia.
Riina fue apresado en 1993, después de las matanzas de los jueces Falcone y Borsellino.
(En las imágenes, Salvatore Riina y Luciano Liggio)